mujeres campesinas mujeres empresarias del campo mexicano productores de maiz mexicano

Identificar que tenían más coincidencias que diferencias motivó a 66 productoras mexicanas a fundar la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias del Campo A.C. (ANMEC).

Este grupo colaborativo ayuda a visibilizar el importante papel de estas mujeres, que como menciona las Naciones Unidas son la cuarta parte de la población mundial, y que cada 15 de octubre se les hace honores con la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales.

“No estamos en las estadísticas nacionales y, por consecuencia, tampoco estamos en el horizonte de políticas públicas que permitan apoyarnos, por eso tenemos que unirnos”, menciona Juana García Palomares, presidenta de la ANMEC.

Establecida en 2017, la Asociación reúne proyectos liderados por mujeres que de norte a sur del país producen desde café, cacao, mangos, maíz, lácteos, cultivo de hortalizas, carne seca, nueces, cervezas, vinos, chiles, panes, dulces tradicionales, miel, sotol, huevos, conejo, nopales, flores comestibles, aceites esenciales, cosméticos naturales, entre muchas más opciones que surgen del trabajo y talento de las ya 127 asociadas y 15 mil afiliadas.

ANMEC Mujeres empresarias del campo mexicano maiz mexicano emprendedoras mexicanas
Fotografía: ANMEC

“Somos una asociación civil integrada con representantes de las 32 entidades del país que trabajamos para llevar alimentos a tu mesa, bajo el principio de calidad y respeto a los recursos naturales”, dice Juana, también productora de fauna silvestre, en especial venado, faisanes, pavos reales, conejos, codornices, en una UMA (unidad de manejo de vida silvestre), localizada en Berriozábal, Chiapas.

Cuenta que años atrás, en una reunión nacional organizada por la SAGARPA hizo que varias de las actuales integrantes se conocieran y se plantearan lo que hoy es la Asociación.

“Nuestra misión es organizarnos para atender las necesidades que tenemos cada una de las integrantes, desde capacitación, asesoría técnica, comercialización y desarrollo humano, siempre bajo el principio de solidaridad y ayuda mutua”, explica Juana, orgullosa de su relación familiar con el campo.

Otra de las características que busca cuidar ANMEC es que en sus prácticas agropecuarias se respeten los recursos naturales, evitando el uso de agroquímicos, con el fin de contribuir a la conservación del medio ambiente.

ANMEC empresarias del campo mexicano emprendedoras maiz mexicano
Fotografía: ANMEC

POR LA AYUDA MUTUA

A pesar de estar dispersas físicamente, para Juana García Palomares las metas se han ido logrando gracias a la cohesión permanente, y menciona como ejemplos el acceso a financiamiento para casi todas las asociadas y la visibilización de sus productos en un gran catálogo nacional y en su página de Facebook, donde actualmente están organizando sesiones en vivo para exponer experiencias.

“Esta organización la sostenemos, la defendemos y la cuidamos porque es nuestra herramienta”, añade.

Para integrarte a la ANMEC, sólo debes producir algún alimento o generar productos que deriven del campo; aceptar los principios de la asociación, participar en sus asambleas anuales y pagar una cuota mensual de 300 pesos.

“Se ha logrado apoyar proyectos sin que las compañeras fueran asociadas, recuerdo a varias de Chiapas productoras de borrego y otras de miel. Todas compartimos problemáticas en común”, explica.

Bajo el principio de la voluntariedad, esta red de ayuda busca generar ese ingreso que en muchos casos favorece la vida de una compañera en situación de abandono o desempleo, ya que todas las ganancias que se derivan de la venta van directamente a las empresarias y sus familias.

ANMEC mujeres empresarias del campo mexicano emprendedoras mexico
Fotografía: ANMEC

EN LUCHA COMPARTIDA

“Todos queremos una sociedad más justa, más equitativa, más solidaria, menos egoísta, es una lucha que debemos tomar todos de la mano: mujeres y hombres.

“Hay un falso dilema de separar la lucha de ambos, pero eso divide y debilita la búsqueda de un mundo mejor. Nuestro trabajo no es un trabajo disociado de los hombres, llámese nuestros esposos, hermanos o hijos, al contrario, aunque no aparecen en el acta constitutiva de la Asociación, junto a nosotras siempre hay un compañero, no atrás ni adelante”, apunta.

Para ellas ser una mujer empresaria del campo se traduce en una gran responsabilidad, pues de él surgen los alimentos que llegarán a las mesas de todos los mexicanos.

“Es un honor para mí y mis compañeras estar relacionadas con el campo, y a la vez creemos que este país tiene una gran responsabilidad con los que vivimos y trabajamos en y para el campo, y en ese sentido ser una empresaria del campo es visibilizar que es posible mirar alto y que nos reconozcan”, puntualiza Juana.

 

 Asociación Nacional de Mujeres Empresarias del Campo A.C. (ANMEC). 

Contáctate con la Asociación a través de su Facebook: Asociación Nacional de Mujeres Empresarias del Campo A.C. o llamando directamente al 241-132-2947.

Cada estado tiene una delegada quien puede asesorarte.

Si te interesa recibir actualizaciones sobre nuestro contenido o información sobre nuestro trabajo, déjanos tus datos y compártenos tus áreas de interés:

Áreas de interés:

Cocina
Agricultura
Cultura
Emprendimiento