Fotografía: Polca

Tostadas, quesadillas con queso y sin queso -a la manera chilanga-, tamales, gorditas, guajolotas y, por supuesto, tacos son antojitos de masa que inspiran la joyería Polca Diseño Chilango. La creatividad de Paola Pola y Carlos Balmaceda, fundadores de este proyecto, no tiene límites cuando se trata de representar, en pequeñas miniaturas, las delicias de la gastronomía mexicana a partir del maíz.

La idea nació hace más de seis años cuando empecé a hacer aretes relativos a Navidad para venderlos y poder ganar algo de dinero pues quería hacerle una fiesta de cumpleaños a mi mamá”, explica Paola.

Esta emprendedora se dio cuenta que sus miniaturas en forma de aretes se vendían muy bien entre familiares, amigos y conocidos. Casi un año después de esa experiencia, y por sugerencia de su socio Carlos, cambió el tema: ahora harían aretes relativos a la comida mexicana porque se acercaba el 15 de septiembre.

Fotografía: Polca

"Pensamos que sería divertido diseñar taquitos al pastor, chiles en nogada, tortas… me latió mucho la idea”, cuenta la egresada de la licenciatura en Artes Visuales de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM, al igual que Carlos.

Actualmente su línea tiene aretes, collares, pulseras y llaveros, entre los que puedes crear tu menú colgante con unos elotes preparados con todo y chilito; tlacoyos de maíz azul con salsa, nopales y queso, o unos huaraches con una capa de frijol, cebolla, cilantro, queso, nopales y salsa roja, piezas que orgullosamente hacen alusión a la antojería callejera chilanga.

Empezamos a vender más, a la gente le gustaba mucho. Una vez un amigo nos invitó a vender en su oficina en Santa Fe. Nosotros somos del norte de la CDMX, de por Martín Carrera, entonces ir hasta Santa Fe es una travesía, pero nos aventamos. Fue revelador porque en el mismo camión Carlos y yo íbamos terminando unos aretes y un pasajero nos compró algunos. Nos dimos cuenta que podíamos llegar a más personas y la gente poco a poco nos empezó a pedir más cosas, como gorditas de chicharrón o kilitos de tortilla”, recuerda Paola.

Fotografía: Polca

MERCANCÍA CON IDENTIDAD

Una de las metas de Polca Diseño Chilango es enaltecer y difundir la gastronomía mexicana de una forma divertida, en especial lo relacionado con el maíz.

Paulatinamente invertimos en materiales de mayor calidad porque nos dimos cuenta que lo que hacíamos era único y con mucho valor. Lo que utilizamos para elaborar las piezas es una pasta que se llama ‘porcelana fría’. La receta es propia y la hemos mejorado con el tiempo”, señala la artesana.

Varios coleccionistas de casas de muñecas y miniaturas se nos han acercado para comprar nuestros productos. Es un público más pequeño pero muy particular y que valora mucho nuestro trabajo porque sabe que las miniaturas no son fáciles de elaborar”.

Al ser chilangos, Paola y Carlos han hecho énfasis en representar la gastronomía de la gran ciudad, aunque también crean piezas de otras regiones cuando viajan a bazares por el país.

Fotografía: Polca

"En los bazares nos preguntan: ¿y tienen quesadillas?, y les decimos que sí que:con queso o sin queso. Y ahí empieza la típica discusión de chilangos contra el resto de México, es muy divertido”.

Polca también produce calcetines y parches con diseños que incluyen otros elementos de la cultura local.

Nuestra idea es no sólo hacer joyería. Queremos elaborar otros productos pero todos con una referencia a la cultura mexicana, principalmente a la gastronomía y a sus especies animales endémicas, como el ajolote”, concluye.

Puedes seguirlos y comprar sus productos en Facebook POLCA  o Instagram @polca_dch. Su mercancía también se encuentra a la venta en Mercadillo Roma en Coahuila 68, Col. Roma Norte, y en Mercadillo Coyoacán en Xicoténcatl 333, Col. Del Carmen.

Fotografía: Polca

Si te interesa recibir actualizaciones sobre nuestro contenido o información sobre nuestro trabajo, déjanos tus datos y compártenos tus áreas de interés:

Áreas de interés:

Cocina
Agricultura
Cultura
Emprendimiento