A pesar de que México es el centro de origen del maíz y conservamos 59 razas nativas o criollas, ricas en recurso genético; empresas y productores están sembrando maíces extranjeros, principalmente provenientes de Estados Unidos, y luego venden sus semillas como si fueran mexicanas, sin detenerse a pensar en los riesgos ecológicos y alimentarios que esto puede generar.

En países como Estados Unidos existen catálogos de semillas que ofrecen maíces multicolores, palomeros miniaturas, maíces dulces, entre otros, que mayormente son transgénicos, pues gran parte de su maíz se encuentra contaminado con esta tecnología, aun cuando la semilla sea criolla o heirloom (nombre en inglés).

El mismo escenario se vive en Canadá, Argentina y Brasil, naciones que permiten la siembra de maíces transgénicos en sus territorios.

Los transgénicos son un tipo de maíz en el cual se combinan genes de este producto y genes de otros organismos, de forma que sus plantas resistan el ataque de plagas o la aplicación de algunos herbicidas.

En una revisión hecha a través de redes sociales detectamos la promoción de semillas de maíz extranjero, en especial de palomeros ornamentales, miniatura o de colores; maíz verde oaxaqueño”, una total mentira ya que ni es oaxaqueño, ni es mexicano; maíces para elote amarillo, maíces dulces y maíces sudamericanos.

Al plantar un maíz que proviene del extranjero es muy probable que sin saberlo se esté sembrando un maíz transgénico que, consecuentemente, puede contaminar de forma irreversible nuestros maíces mexicanos.

VECINOS INCÓMODOS

Esta práctica de promover y sembrar semillas extranjeras sustituye la siembra de maíces mexicanos y contamina el grano cultivado en los campos vecinos.

Recuerden que el maíz se poliniza por viento. Llegada la maduración de las plantas, estas liberan el polen que es arrastrado por el viento para ser transportado a otras plantas cercanas. Cuando este polen cae, los pelitos del elote se encargan de captarlo y transportarlo al interior del jilote (elote en formación), llevando a cabo la fecundación y el desarrollo de los granos del maíz. Cada pelito del jilote capta polen y produce un grano en la mazorca.

El polen es tan ligero que puede ser arrastrado largas distancias y caer en terrenos de algún vecino o pueblos cercanos. Es aquí cuando la contaminación se produce por la polinización cruzada que sucede al sembrar un maíz transgénico cerca de un criollo o nativo.

Por poseer su sangre” genes de otras especies, estos se van a reproducir y contaminar las semillas que generen. Si estas semillas se guardan y se siembran, la contaminación se vuelve cada día más grande y puede poner en riesgo la producción de una comunidad completa, una región, un estado y hasta de todo nuestro país.

Esto no sucedía en el pasado, ya que en el sistema de siembra tradicional los campesinos no se preocupaban demasiado por la polinización, pues todos los habitantes del pueblo sembraban más o menos las mismas variedades, y porque en México no se planta maíz transgénico.

Además, los productores conocen los tipos de maíz, y fechas de siembra y cosecha en sus pueblos. De hecho, cuando cultivan maíces de colores diferentes se aseguran de dejar una distancia entre las parcelas para evitar que se pinten los granos de otro color.

CONGRUENCIA Y SOLIDARIDAD CON NUESTROS MAÍCES

Lamentablemente no es posible confiar en todas las semillas. Antestodas” eran buenas y podían ser intercambiadas libremente por los campesinos. Sin embargo, hoy debemos ser mucho más cuidadosos sobre cualquier maíz que queramos introducir en nuestras comunidades o huertos. 

Incluso, debido a la gran importancia que representa el maíz para el pueblo mexicano, está prohibida la siembra de maíz transgénico en México.

Esto quiere decir que aquellas personas que siembren un maíz contaminado estarían incurriendo en un delito, aun cuando no tengan conocimiento de ello.

Si tienes duda sobre si un maíz es o no mexicano, los invitamos a visitar la página de la CONABIO en la cual encontrarás información acerca de todas las razas de nuestro país. También puedes contáctarnos a través de las redes sociales de Fundación Tortilla de Maíz Mexicana si tienes dudas sobre el origen de algún maíz.

¡La protección de nuestros maíces mexicanos es labor de todos, ayúdanos a conservarlos!